Japan Unix

Boquilla para gas Nitrógeno

Collarín que permite realizar una atmósfera de gas nitrógeno (N2) para eliminar las oxidaciones en la soldadura su formación debido a la oxigeno con las altas temperaturas.
El gas N2 se introduce por el lateral, directamente a la resistencia entre 1 y 3 litros/minuto, calentándose a unos 170ºC dependido del caudal. A esta temperatura ayuda a precalentar el área de soldar y en algunos casos a rebajar el tiempo de ciclo.

Se puede conectar a la línea de gas N2 de la fábrica, si se dispone, o a un pequeño generador de N2. El consumo y el precio (del gas n2) es muy bajo comparado con otros sistemas de soldadura que requieren metros cúbicos/hora.

El caudal se puede controlar mediante una válvula que abra o cierre el paso si el cabezal o el robot no están trabajando. Para garantizar el caudal existen en el mercado medidores digitales con salidas de alarma.

Existen modelos para todos los cabezales.